BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


27 de marzo de 2010

Autopercepción chongueril: Entrega N° 1 - El chongo como la mujer-pibito

Tomando momentáneamente válida la siguiente definición no abraxiana de chongo extremo:

"Un chongo es una mujer que se identifica o se autopercibe de alguna manera como un pibito"

Caracterizaremos brevemente a la mujer-pibito en tanto ser sexualmente indefinido de caracteristicas externas asociables a masculinidad, para luego concluir en la resultante máxima deducida claramente de los puntos detallados a continuación:

La mujer-pibito no asumida sale con pakis, porque cree que no le gusta a las lesbianas porque no es mujer.

La mujer-pibito suele levantar putos a lo loco.

La mujer-pibito se siente disfrazada con una pollera o vestido. No sabe caminar con zapatos y jamas baila como mujer. Si se viera por la fuerza en alguna de estas situaciones se sentiría avergonzada como si obligaran a un muchacho adolescente a ir al colegio con la falda de su hermana.

La mujer-pibito no tiene espejos de cuerpo entero en su casa.

Otras características de las mujeres-pibito es que su expresión corporal suele ser graciosa o excesivamente desagradable. Habla como pibito, camina como pibito, gesticula como pibito, se sienta como pibito, se expresa como pibito, habla en primera persona en masculino, cuando intenta intimidar pechea como fisicoculturista... todo en la mujer-pibito grita pibito.

La mujer-pibito se la re banca.



Se ha observado que las mujeres-pibito no invierten en cuestiones de estilo conchifero, hay dos tipos de actos que evidencian un rechazo a su mujerez:

Situación uno: Mujer-pibito que se depila toda. Simbolicamente, en el momento en que tu concha se vuelve peluda, te volvés mujer. La mujer-pibito en un solemne acto de repudio a la mujeridad se deja calva la concha.

Situación dos: Mujer pibito que no se depila nada. Simbolicamente, el acto de depilarse es un acto de mujer. La mujer-pibito rechaza con firmeza el caracter mujeril dejandose la concha tal como esta naturalmente.

Artículo de divulgación científica de origen y fuentes dudosamente desconocidas. Marzo, 2010.

26 de marzo de 2010

Mi vida Torteril 17- La mierda

Es una mierda, cuando termina una relación es una mierda, por mas de que queramos inventarnos cosas para creer que no, es contundentemente una mierda. No por el hecho en si, en realidad terminar una relación es lo más normal del mundo, la gran cagada es la reflexión, el pensamiento y todas esas cosas que le siguen al hecho. Porque inevitablemente una piensa y analiza y saca pedorrisimas conclusiones de todo aquello que incluía al concepto relación y siempre se llega a la trágica conclusión de que estamos hechas mierdas. Y si esto no es asi, entonces bueno, yo me siento una mierda independientemente de que todas las personas que terminen una relación se sientan una mierda o no. Yo me siento una mierda y punto.

Particularmente mi sentimiento parte de la base que estuve aproximadamente nueve meses enroscada en una historia de mierda, que como tal, me hace sentir una mierda. Y no es que ella fuera una mierda es que todo lo que ella pensaba, sentía o mostraba era una mierda. Y principalmente todo lo que tocaba se convertía en mierda, ella era una especie de intestino enfermo, ni siquiera desechaba, pudría. Yo me pudrí.

Así que ahora estoy en mi casa, descorchando la segunda botella de vino de la noche y teniendo que soportar que Benicio me mire con esa cara de gato juzgador que tiene y me diga “yo te lo dije desde el primer momento”. Benicio vos también sos un gato de mierda.

La cuestión es que no voy a caer en las paparruchadas de la gente que termina relaciones, bueno un poco si, porque estoy borracha, pero mas allá de eso, no voy a caer. Ni me voy a poner a garchar con un montón de minas ni voy a predicar el no enamorarme nunca mas.

Ahora se supone que empiezo a salir de nuevo, a llamar a gente, a estar re caliente y eso me parece una mierda. Tampoco me parece que tenga que andar de sufrida y de tipa que las vivió todas y por eso, mujer que se me acerque mujer que rechazó y mujer con la cual me muestro super conflictiva queriendo hacerle creer que soy una tipa compleja. Pavadas. No me voy a poner a garchar como una desquiciada porque no tengo ganas y no me voy a poner en persona compleja porque me parece una mierda y la mierda me hace acordar a Ana.

¿Qué voy a hacer? Simple. Voy a recordar a Ana como una casi trascendental. Si las trascendentales tienen ese poder incomparable de reflejar la mierda como nadie, Ana no. Ana pasó de largo, podría haberlo sido pero no, ella se lo perdió. Y entonces se jodió. Es el tipo de mina (y si ahora le digo mina) que se queda en el medio, que se queda en un limbo medio raro, que no va ni para un lado ni para otro. Es como un tatuaje de mentira, que al pedo pensas si te lo vas a hacer o no porque en realidad no te deja marca, no significa nada, ni que te jugaste ni que vas a tener que pensar en el futuro como sacártelo porque se sale solo.

Ana vino y se fue sola y penosamente esto no es obra de mi imaginación.

15 de marzo de 2010

Mi vida torteril 16- Las cosas


Ana me había dicho que tenía que ir a buscar unas “cosas” a la casa de su ex lo que para mi es lo mas normal del mundo, o sea si te separas y estuviste compartiendo un espacio común, evidentemente ese espacio va a contener ciertas “cosas” que en un determinado momento vas a querer recuperar. Generalmente, cuando las personas se separan intentan que al menos una no tenga libre acceso al espacio que fue compartido, este punto se soluciona con un llamado o un aviso previo:“¿cuando puedo ir a buscar mis cosas?”o con un “¿vas a estar? Porque quisiera pasar a buscar mis cosas”. Todo esto está claro la desubicada era yo acompañándola pero igual fui.

Antes de subir me dijo: “bajo enseguida”, el portero siguió barriendo la vereda y yo apoyé mi lindo culito en el cordón.

El tiempo comenzó a transcurrir y entonces empecé a pensar en el “bajo enseguida” de Ana, cuando una dice eso es porque tiene pensado agarrar la caja con las “cosas” intercambiar alguna palabra y bajar enseguida. Salvo que haya alguna razón para que no bajes enseguida y entonces tardes un poco más en bajar o directamente no bajes.

¿Y si el flaco la secuestró porque no puede aceptar que Ana pueda llegar a ser lesbiana y entonces está esperando que yo suba y matarnos a las dos? No creo, Ana dijo que no se lo había tomado tan mal. Fue un error estructural venir acá, pero entonces ¿me voy? ¿y si nunca subo y la mata a ella sola?

Mi culo seguía apoyado en el cordón cuando la veo venir sin las “cosas”. Ana no tenía cara de secuestrada. Me sentí inquieta, perturbada y caliente. Ella se sentó al lado mío.

-No te enojes, pero me voy a quedar un rato con él. Dijo descaradamente.

Si tengo que sincerarme, esas no fueron sus únicas palabras, en realidad me dio un descargo interminable de porque se quedaba en la casa de su ex pero a mi me recontra resbalaron sus justificaciones. Igual no se que me sorprende, ya la conozco, ya se todo pero aunque yo me queme con veinte mil litros de leche nunca voy a llorar si veo una vaca.

Parece que tenían que operar a la madre por un pelo encarnado y entonces el flaco estaba re mal y re solo y que mejor para cuando están por operar a tu mamá de un pelo encarnado que venga tu ex que ahora tiene la conjetura de que es lesbiana y te mimosee un rato. Todo encaja perfectamente y el culo que sobra es el mío.

-¿Sabes que? Me voy porque mi culo sobra.

-No seas grosera.

Y si, faltaba que me dijera eso. Dije culo no dije andáte a la re puta madre que te re mil parió. No entiendo que entendés por “grosera” debe ser lo mismo que yo entiendo por “cosas”. Y fue en ese instante, en donde comúnmente hubieran salido de mi las puteadas mas hirientes, hubo un silencio revelador y me invadió una enorme tristeza: Me di cuenta de que con Ana la cuestión no era ser o no ser lesbiana, que no había incertidumbres ni de identidad ni de sexo ni de todas esas paparruchadas. En ese momento, teniéndola enfrente y mirándola a los ojos me di cuenta que lo que Ana nunca iba a aceptar, lesbiana o no, era que yo la quisiera de verdad.

5 de marzo de 2010

El Chongo Gamer

Antes que nada me veo obligada a explicar el significado de esta palabra, no es que esté desconfiando de su capacidad inglesística, sino que el término Gamer así porque sí no significa sólo un jugador. Jugadores somos todos, pero de este tipo hay uno solo.

Gamer:

Para otros usos de este término, véase gamer (desambiguación).

Un gamer (jugador en su significado en inglés) es el término usado en el idioma español para definir al tipo de videojugadores que se caracterizan por jugar con gran dedicación e interés y por tener una gama diversificada de conocimiento sobre videojuegos. Para referirse a este concepto en inglés se usa el término hardcore gamer. Dicho de una manera más simple, un gamer es aquel que se dedica a los juegos una gran cantidad de horas (jugando o informándose).

El gamer es un videojugador que tiene gran pasión e interés por jugar y saber acerca de videojuegos, y su principal interés, además de disfrutar el videojuego, es terminarlo con altos records y aprovechar completamente el mismo; diferenciándose así, del denominado videojugador casual, que sólo juega por jugar o para pasar un momento de diversión sin grandes metas, en algunos casos tratar de terminar el videojuego.

Fuente Wikipedia, oh, sí.

Como bien sabrán, todo chongo se lleva bien con la computadora (a excepción de algunos tipos de chongo mayores de treinta años como por ejemplo el chongo albañil que no tiene idea de aparatos tecnológicos, de ahí para arriba está sujeto a cuestiones particulares de cada caso).

No hay un chongo en este mundo que no sepa instalar un programa, sea Windows, Office, o algún antivirus para que las minitas del msn no te pasen cacas con sus fotos (de tetas y culos, claro.), etc.

Pero hay un tipo de chongo, creo yo, que se lleva bien, no solo con la PC si no también con todo tipo de juegos, consolas, y adicciones varias.

El Chongo Gamer, no es necesariamente un nerd con la computadora, es un simple usuario que sabe lo que sabemos todos, pero aparte sabe de emuladores, dispositivos de unidades de Cds, (un tipo de programita que simula una compactera virtual, con imágenes de cds, especialmente utilizado para crackear juegos) y aparte juega al counter strike, No hay Chongo Gamer en la historia de la humanidad que no haya jugado el counter strike. (un juego muy violento y bien macho).

El Chongo Gamer suele simpatizarse con los blogs, los foros de debate sobre juegos, y muchas series de animé de todo tipo, inentendibles y machistas (en este punto hace falta una investigación más profunda ya que sigue siendo una incógnita en la ciencia chongerística).

Características del Chongo Gamer:

  • Pelo corto o atado sin onda (de una, no lo duden)
  • Hay dos tipos de estilo de Chongo Gamer:
  1. El que usa ropa con logotipos característicos Ej: Remera con el logo de ATARI; o SEGA, o tal vez de un video juego, Ej: Counter Strike, Suelen ser negras con el logo blanco. O también los hay que prefieren ropa de series de animé, Ej: Evolution Nine; Robotech; The Thundercats.
  1. El que usa ropa “formal” colores oscuros, jeans por lo general marrones o negros, o de azul muy oscuro. Suéters escote en V con rombos, verde militar, gris, o azul oscuro. Este tipo de chongo en la mayoría de los casos tiene anteojos para descansar la vista porque difiere del uso de filtro de protección para el monitor, ya que hace complicado el uso de juegos)
  • Puede tener la espalda encorvada debido a sus años sentado frente a la computadora viciado sin prestar atención a los gritos de auxilio de su cuerpo (suelen tener problemas de espalda o cintura).
  • El Chongo Gamer puede parecer interesante al principio, es una especie de “Freak Cute”, pero al final te das cuenta que de lo único que habla es de juegos, de series de animé y de consolas que nunca en tu vida verás de cerca ya que se venden únicamente en estados unidos y/o China, Japón que los Chongo Gamer se preocupan en conseguir. Pero jamás de los jamáses, te dejará utilizar su consola Ultimate-Master-Warrior by Plastation (a no ser que te lo banques un toque y te lo cojas, solo después del hecho te dejará tocar su consola ;D ).
  • El Chongo Gamer es muy, pero MUY competitivo. Si pierde en un juego puede deprimirse por semanas. Consejo: Si pasaste la segunda cita y te invitó a su casa a jugar al Mortal Kombat 27, hacete la que no sabes jugar y dejalo que te enseñe y ahí ganaste su corazón)
  • El Chongo Gamer jamás te aceptará ir a un bar a tomar alcohol, le gusta la coca en lata porque hace más fácil su consumo frente a la PC. No le gusta ir a bailar ya que no baila, no sólo por ser chongo, sino además porque toda su gracia existe en la vida virtual, es posible que si jugás al Sims con él online te diga que sí al baile, pero no esperes más que esos pasos robóticos de su pequeño Yo-personaje virtual. Salidas o actividades preferidas: Cibers con amigos para jugar al Counter o al Warcraft 3; Casa con Chizitos, Coca, y amigos también Gamers para jugar a la Play. Nota: Suelen tener en su mayoría amigos hombres, pero son todos adictos a la PC, no piensan en cojer a diferencia del chongo en cuestión. Warning! Si la salida elegida es casa con chizitos y coca, acostumbrarse a la imagen de la madre entrando con la bandeja de chocolatada/gaseosas/comidachatarravaria y no sorprenderse al ver que le hace la cama.
  • Con respecto al sexo, o género del Chongo Gamer hay de todo, hay medio putos, hay medio minitas, hay falsos chongos, suelen ser tímidos, de bajo perfil, y les gusta darla, tanto como que se la den.
  • El Chongo Gamer es difícil de localizar con sólo ver su apariencia. En aspecto se parece al chongo intelectual, pero no necesariamente es inteligente. Es cierto que sabe un montón de cosas sobre un montón de cosas pero ya que investiga todo mediante internet suele tener muchos de sus datos desactualizados o equivocados.

Consejo General: Nunca pero nunca, jamás le digas a un chongo Gamer que ser experto en el Guitar Hero NO ES SER MÚSICO.

¡DATA!

Tener en cuenta que el chongo en cuestión maneja diariamente con habilidad teclados de todo tipo y joysticks varios con las manos (léase entre líneas que el clítoris puede manejarse fácilmente como una palanca analógica).

*Ésta es una investigación abierta y se agradecen aportes de cualquier tipo de información que sea relevante para la misma.

Amén.

3 de marzo de 2010

Checklist de novia minita + Bonus track

Siguiendo la corriente abraxiana basada en la teoría de la composición genética chongueril, muchas veces nos es difícil determinar si nuestra pareja es un chongo neutro, un chongo camuflado o una minita. Para resolver estas cuestiones, pongo a su disposición el checklist de minita. Cada item suma un punto, si la suma final del checklist da 22 o mas, la novia en cuestion es minita.

*Responde "depende del día..." a una pregunta que empieza con "te gusta...?"
*Le gusta ir a bailar.
*Se pinta las uñas/se maquilla.
*Te dice cosas para que le recuerdes lo linda que es y todo lo que la amas.
*Usa zapatos o sandalias/polleras o vestidos.
*Usa paraguas.
*Le gusta mirar la novela de la tarde/noche.
*Mira programas de chimentos.
*Le preocupan sus ojeras/puntos negros/granos/etc.
*Se pone crema.
*La dejan pasar para subir al colectivo/le ofrecen asiento.
*Hace la ensalada cuando vos haces el asado.
*Te pregunta que ropa le gustaría que se pusiera para salir.
*Se levanta y prepara el desayuno.
*Come barritas de cereales y/o productos diet.
*Te llama por teléfono cuando tiene pesadillas.
*Te abraza cuando hay una escena fuerte en una película.
*Se escandaliza fácilmente ante conductas no femeninas de tus pares chongueriles.
*Sus escenas de celos empiezan con "Te vi como la mirabas".
*Presume sus senos.
*Usa ropa interior muy femenina.
*Dice que no cuando quiere decir que si o viceversa.
*Lleva una pincita de depilar consigo por cualquier emergencia/usa tampones.
*Plancha la ropa.
*La que cucharea siempre sos vos.
*Le gusta mirar vidrieras/comprar ropa/accesorios de moda.
*Siempre esta peinada.
*No sabe chiflar.
*Tiene un piercing en el ombligo.
*Hace reclamos del tipo "No te diste cuenta que..." "No me prestas atención..." "No nos comunicamos..." "Te lo dije ayer mientras mirabas el partido de Godoy Cruz"
*Hace algún tipo de danza.
*Usa la palabra "modista" o "macramé".
*Le da miedo andar por la calle de noche o cuando se corta la luz.
*Toma mínimo un taxi por semana.
*Algunas otras que en este momento no recuerdo.



Bonus track para novias minitas:

Como saber cuando no la vas a poner?

*Te dijo... "me quiero hacer las tetas", "estoy gorda", "no tengo culo", etc... y le dijiste "con un par de meses en el gym quedas barbara".
*Empezaron a utilizar apodos como "vieja", "gorda","negri","chanchi" (en algunos casos también pueden estar incluidos términos como "gatita, mamita, bebé, etc")
*Hiciste algún comentario sobre lo bien que está alguien que no sea ella.
*Está indispuesta (opcional).
*Te olvidaste de que cumplían 2 años, 3 meses, 1 semana, 6 días y 4 horas.
*No está depilada (opcional, en general al principio... después se achancha un poco).
*Se cruzaron con tu ex novia (opcional, a veces quiere garchar como loca para que recuerdes lo bien que la pasas con ella).
*Alguien te tiró onda descaradamente y no le pegaste una piña.
*siempre hay alguna otra cuestión que se nos escapa.

1 de marzo de 2010

Mi vida Torteril 15-Primeras veces

Decidí tiranamente que lo que nos hacía falta era un poco de lesbianismo en el ambiente. Hacía años luz que no salía porque todo el enredo con Ana me había obligado a pasar noches enteras en mi casa y en mi cama. Quise creer que esto era como andar en bicicleta pero no. La verdad es que no tenía ni idea a donde ir por lo que todo concluía en un simple llamado a Isa. Luego de efectuar tal cometido, agarré la moto y pase a buscar a Ana confiando en la enorme sabiduría de mi amiga en estos temas.

En un primer momento Ana reaccionó como si la estuviera invitando a la guerra de Irak, yo tuve que aplicar la diplomacia que en estos casos me caracteriza para convencerla de que iba a ser igual que cualquier boliche al que ella hubiese ido antes con la diferencia sustancial de que las minas además de mirarse se tocan. Pero la idea no era tocar a todas las chicas sino tocarnos entre nosotras, y ya que estábamos podíamos escuchar algo de música y divertirnos un rato. Mas claro, imposible.

Mientras íbamos por Córdoba en la moto me remonté a mi primera vez de boliche de ambiente, que experiencia. Tenía veinte años y estaba re caliente, pero era tan tímida que parecía una pelotuda. Hacía poco había conocido a Macu y a un grupete que ella frecuentaba. Intenté no hacer notar que esa era mi primera vez pero yo creo fehacientemente que se notaba a la legua. A los cinco minutos de entrar me fui a la barra porque quería apoyarme en algún lado que hiciera que mi cuerpo no estuviese tan tieso. No era que la estaba pasando mal, simplemente esa barra me daba seguridad y entonces me quedé ahí. El grupete ya había hecho relaciones internas y externas por lo que mi posición se estaba volviendo un poco complicada principalmente porque era mi primera vez y no sabía que carajo hacer. Y ahí fue cuando una voz casi maternal me dijo:

-“¿Me dejas pedir una cerveza?” Claro, estaba literalmente en el medio, interrumpiendo la relación que se produce entre una persona que quiere tomar algo y la correspondiente persona que se lo da. En el medio yo, apoyada en la barra.

Me atormentó profundamente estar en el medio y quedar tan literalmente mal parada, por lo que silencié mi timidez y respondí fenomenalmente: “Pido mi trago y te dejo”. Esa respuesta me salvó la vida. No me consagré como una torta en la barra que estorba sino que me afiancé como una torta en la barra que interesa.

Clara me alucinó de una manera inexplicable, era terriblemente atractiva en todos los sentidos en los cuales una persona puede ser atractiva, probablemente me doblara en edad y en experiencia, pero eso fue anecdótico, lo prominente de Clara fue saber que si en algún momento se me ocurría la desajustada idea de regresar a los campos heterosexuales, la fórmula atinada para retractarme sería acordarme de ella y de esa noche.

Estacioné la moto y la soldado Ana se bajó. Entramos al boliche y efectivamente nos dirigimos directamente a la barra. Nos tocamos y nos cagamos de risa. Pero yo no podía evitar preguntarme una y otra vez ¿podría ser yo la Clara de Ana?

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)