BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


26 de marzo de 2010

Mi vida Torteril 17- La mierda

Es una mierda, cuando termina una relación es una mierda, por mas de que queramos inventarnos cosas para creer que no, es contundentemente una mierda. No por el hecho en si, en realidad terminar una relación es lo más normal del mundo, la gran cagada es la reflexión, el pensamiento y todas esas cosas que le siguen al hecho. Porque inevitablemente una piensa y analiza y saca pedorrisimas conclusiones de todo aquello que incluía al concepto relación y siempre se llega a la trágica conclusión de que estamos hechas mierdas. Y si esto no es asi, entonces bueno, yo me siento una mierda independientemente de que todas las personas que terminen una relación se sientan una mierda o no. Yo me siento una mierda y punto.

Particularmente mi sentimiento parte de la base que estuve aproximadamente nueve meses enroscada en una historia de mierda, que como tal, me hace sentir una mierda. Y no es que ella fuera una mierda es que todo lo que ella pensaba, sentía o mostraba era una mierda. Y principalmente todo lo que tocaba se convertía en mierda, ella era una especie de intestino enfermo, ni siquiera desechaba, pudría. Yo me pudrí.

Así que ahora estoy en mi casa, descorchando la segunda botella de vino de la noche y teniendo que soportar que Benicio me mire con esa cara de gato juzgador que tiene y me diga “yo te lo dije desde el primer momento”. Benicio vos también sos un gato de mierda.

La cuestión es que no voy a caer en las paparruchadas de la gente que termina relaciones, bueno un poco si, porque estoy borracha, pero mas allá de eso, no voy a caer. Ni me voy a poner a garchar con un montón de minas ni voy a predicar el no enamorarme nunca mas.

Ahora se supone que empiezo a salir de nuevo, a llamar a gente, a estar re caliente y eso me parece una mierda. Tampoco me parece que tenga que andar de sufrida y de tipa que las vivió todas y por eso, mujer que se me acerque mujer que rechazó y mujer con la cual me muestro super conflictiva queriendo hacerle creer que soy una tipa compleja. Pavadas. No me voy a poner a garchar como una desquiciada porque no tengo ganas y no me voy a poner en persona compleja porque me parece una mierda y la mierda me hace acordar a Ana.

¿Qué voy a hacer? Simple. Voy a recordar a Ana como una casi trascendental. Si las trascendentales tienen ese poder incomparable de reflejar la mierda como nadie, Ana no. Ana pasó de largo, podría haberlo sido pero no, ella se lo perdió. Y entonces se jodió. Es el tipo de mina (y si ahora le digo mina) que se queda en el medio, que se queda en un limbo medio raro, que no va ni para un lado ni para otro. Es como un tatuaje de mentira, que al pedo pensas si te lo vas a hacer o no porque en realidad no te deja marca, no significa nada, ni que te jugaste ni que vas a tener que pensar en el futuro como sacártelo porque se sale solo.

Ana vino y se fue sola y penosamente esto no es obra de mi imaginación.

8 comentarios:

.M dijo...

.


tomar vino es la mejor
decisión en estos casos.

tomar alcohol y escribir
lo mierda que te sentís.

por un ahogo etílico¡!

.

La Maga dijo...

¿Un poco escatológico, no?

Pao dijo...

Brindo contigo...a la mierda Ana.
Hay gente que saca lo peor de una.
Y se va y no te deja NADA absolutamente.
Mejor, lejos.

Un abrazo,

Pao

Marti dijo...

Aunque no quiero entrar en la categoría de "mina que se hace que se las sabe todas" y suena a mucha basura, debo decir, yo estuve de los dos lados, fui la mierda, y fui la que se come la mierda, asi que: Yo la banco a Ana, yo fui de esas a las que no supieron entender, y también fui de las que se bancan todo, nunca hay un ultimatum, vos acarreas tu propia mierda. No me cabe la imparcialidad.

Marti dijo...

Con referencia a la imparcialidad:

http://caotica-caotica.blogspot.com/

DeB dijo...

Me mató eso de "Benicio vos también sos un gato de mierda"... jajaja! :))
No sé qué habrá pasado entre vos y tu ex, pero cuando empezamos una relación con alguien, asumimos un riesgo: el riesgo de que nos lastimen. Y que un día todo se termine. Entonces, está bueno poner límites y respetar espacios. Que no nos invadan y nuestras rutinas y tiempos no cambien tanto sólo por la otra personita, que como decis un buen día se va y listo. Esto puede sonarte muy zen y demás :D pero a mí me pasó hará cosa de 2años de estar conviviendo en pareja (salimos 2años, convivimos año y medio)y un día encontrármela en nuestra cama con mi mejor amiga. La niña en cuestión (mi ex) me persiguió por un año entero llorando y disculpándose. Y entonces, lo que quiero decir es que del caos y la decepción, nace la tranquilidad y la seguridad en vos misma. Y eso, te pone por encima de todo lo demás. Aprendés a elegir mejor, y a que siempre en tu vida el primer lugar lo ocupes vos. Aún asi, igual se puede amar y estar en pareja, sin perderte a vos misma. Ni perder tu centro. :)

simba**

Tortódroma dijo...

Genial... no hay nada como escribir ebria. La imagen del vino y el gato es como imagino yo que debe ser una escritora, tratando de culpar a alguien, aunque más no sea al gato o arrojarlo al demonio, pero pobre gato, si al final lo querés, vení peludo y haceme mimos que estoy borracha...
Cuando una habla de mierdas, así con su nombre original: M-I-E-R-D-A, entonces las mierdas se van. Eso es lo bueno. Que las cloacas drenan.

el arca de noelia dijo...

Loved the post.

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)