BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


11 de noviembre de 2010

Mi Vida Torteril 22- Momentos plácidamente perfectos

Siempre llegan. Yo habitualmente trato de evitarlos, pero son tan omnipotentes y orgullosos que no dan derecho a réplica, se encaprichan en hacer acto de presencia, son ellos, los perversos momentos en los que no te podés quejar porque todo es plácidamente perfecto: lo que injurié comienza poco a poco a perder sentido, a ser anecdótico, mágicamente mis puteadas ahora son impulsos. No. Las putedas son puteadas, es decir, formas de referirte y/o dirigirte a las personas excitada por las ganas de herir, descargar y ¿por que no? matar. No son impulsos, excepto cuando aparecen contextualizadas en los momentos plácidamente perfectos.

Ahora es así. Ana, quien era mi blanco, ahora es quien comanda los momentos sublimes: cada vez que me subo a un colectivo me siento, tiro los dados: saco doble seis, abro la heladera y hay helado ¿qué más puedo pedir? Muchas cosas. Pero sucede que cuando se abren las puertas de los momentos plácidamente perfectos las ventanas de la desdicha se cierran y no te queda otra alternativa que disfrutar y regocijarte en ellos.

El reencuentro dió la cara, el primer momento que se atrevió a hacer acto de presencia en mi cama, con ella obviamente. Como siempre pero distinto, empecinado en no concluir para que yo no derive en mis epílogos pelotudos. Ahora acabamos sin concluir. Es la nueva onda.

Ella duerme como siempre pero cabalmente diferente, quizás porque ahora no está vestida con mis preguntas recurrentes, con mis fantasías y recursos trillados, en este momento por fin esta desnuda de mi, conmigo y arriba, como a mí me gusta. Y si me gusta debería procurar no vestirla, mantener las coordenadas de los momentos plácidamente perfectos sin moverme, sin moverla a ella o sin movernos nosotras, incluso, ni Benicio debería moverse.

Después del momento reencuentro vinieron muchos más, uno tras otro, haciendo cola, empeñados en entrar, haciendo 2x1 y promociones varias. Ellos, pilares de épocas o circunstancias, hacen de mi pedorra naturaleza desquiciada un cumulo de despropósitos cursis basados en la percepción de que todo está bien.

29 de octubre de 2010

CENSO CELESTINO 2010


Es así, vió? La AACH esta en todos lados, preparada para conquistar el mundo. Así que el pasado miércoles 27 de octubre me mandaron a una misión encubierta a CENSAR gente de guita.
Descubrí que tengo un don innato para entrevistar gente, y esto lo digo basándome en la experiencia de ver rostros ortivos entrar por la puerta, pasillo o ascensor (sea cual fuere el caso) y salir sonrientes luego de mi simpática entrevista.
Debo considerar en este punto hacer una breve descripción de mi persona:
Cresta, nariz grande, uñas comidas, chongo hecho y derecho. Jipi mugrienta.
Para agregar a la impresión que puedo llegar a causar en algunas personas voy a contar que
la gente suele achinar los ojos, acercarse un poco más e indagar inocentemente: ¿Sos varón o mujer?
Nótese aquí el dejo de ironía...
Más de uno se me ofendió luego de hacer la polémica pregunta ¿Es varón o mujer?
Respuesta A - Pero cómo me vas a preguntar eso!?
Respuesta B - Pero, Nena! Me estás viendo!
Respuesta C - No te das cuenta que soy un hombre?!
Respuesta D - (Risa incómoda)

Y claro, se supone que está bien y hasta es esperable que una señora de setenta y pico de años se ofenda ante la fuckin pregunta.
Yo, en cambio, no puedo o no debo ofenderme porque soy una persona con género ambiguo y estoy obligada a responder.

Pensaba todo esto mientras contenía mis ganas de matar a una mina que me negaba rotundamente que censara a su empleada (con cama adentro y sin familia en el país).
Para distraerme de cometer un crimen, inventé mi propio Censo y en vez de llevar el carnet con mi título de CENSISTA, me ví llevando uno de CELESTINA.

Me tomé el trabajo de memorizar cada tipo de persona e imaginé a su alma gemela, en base a sus respuestas oficiales, su lenguaje corporal y fisonimía pude determinar algunas preguntas inteligentes para descubrir con qué tipo de persona debía juntarse.
Claro que todo esto en secreto y sólo dentro de mi mente.

Cuando llegué a casa, después de todo ese día lidiando con personas un tanto ignorantes, a pesar del tamaño de sus departamentos, me senté en la compu y me puse a hacer un super cuestionario CELESTINO, sí señores, damas y caballos!
Todo este texto que parecía panfletario y militante no lo es, es un mero anuncio, como todo en esta vida que ahora tiene propagandas hasta en las barandas del bondi. Así que les digo, a todxs ustedes: deleitensé con el test presente en esta pagina y diviertanse haciendo surf en la mente de un Censista que ese día lidió con todos sus pensamientos y prejuicios y morisquetas para hacer bien el trabajo que tanta gente puteó.

Como me cago en dios, la patria y el hogar, yo les digo además, que se levantaron a las 8 de la mañana, que perdieron todo el día esperando al señor censista, que putearon con la fuckin pregunta, LES DIGO!!! Yo voy a cobrar 250 pesos y usted no. Yo me divertí y usted no. Yo comí gratis todo el día y usted pagó mi salario, el café, el mate y el brownie.
Así que adiós y gracias por responder.





*Por obligaciones obsesivas debo aclarar que cuando me retiré de la vivienda de la señora que no me dejaba censar a su empleada - que obviamente fue debidamente censada - no la saludé con un cortés beso en la mejilla, sino que, ya saliendo por la puerta, le grité un gracias mentiroso, y a su empleada le di un abrazo compadeciente y le sonreí mientras bajaba la escalera...

7 de septiembre de 2010

FUCKIN PIERNA.

¿En qué planeta una persona se sube a un taxi y lo primero que dice el conductor es: musculosa?
¿Y por qué yo debería ser consciente o advertir que se refería a la musculosa que me puse porque hacían 25 grados al sol?

- Hago como que no lo escucho, le digo mi destino y miro por la ventana.
Pero el tipo está convencido (por alguna extraña razón del cosmos) de que yo tengo la obligación de contestarle, e insiste:
- Digo, esta lindo para musculosa, ¿no?
- Si, vaya por Soler por favor, estoy apurada.
- ¿De donde sos?
- Con mi mejor cara de “que te importa” le contesto: - De Saavedra - y vuelvo mis ojos al asfalto.
- ¿España? - Pregunta el imberbe.
- No.
- Ah, tenés un acento raro.
- (Risa incómoda) Si, debe ser por el exagerado número de gente española que me rodea.
- Ah, ¿todas chicas?
En ese momento no levanté la ceja por que desde niña ese músculo se rehúsa a obedecerme. Al contrario, en ese momento mi cara se transformó en una mueca de dolor por mi fucking pierna herida.
- Si, todas chicas.
- ¿Te duele algo?
- La pierna.
- Ah, ¿que te pasó?
- Me lastimé.
- Ah, ¿pero como?
(¡¡LE ROMPI LA CABEZA A PATADAS A UN VIEJO CON PELUQUIN!!)
- Me tatué.
- Ah, que lindo, ¿lo puedo ver?
- (Risa irónica) Me duele mucho. Estoy apurada.
- Ah, ¿y eso que tenés en la boca, no te duele?
- Jeje, se llaman aros, y no. Hace muchos años dejaron de dolerme.
- Ah, peroooo…. ¿No los sentís, para qué sirven?
- Son aros, como los de la oreja, no sirven para nada, son adornos nomás.
- Ah pero…. cuando besas... la otra persona lo siente.
- NO, es como si no estuvieran…
- Ahhhh……
En ese instante me percaté de que había olvidado los antibioticos en lo de mi novia y enseguidísima agarro el celular y la llamo.
Hola mi amor, me acabo de dar cuenta de que me dejé el remedio arriba de la mesa, ¿ me los llevas cuando puedas? Gracias, Hermosa, Te amo.
- El amor de tu vida. (Nótese el dejo de ironía en la voz)
Lo miro por el espejo retrovisor, me quedo mirándolo fijo a los ojos con odio, repulsión, asco, yo no contesto, el tipo ni se inmuta, hace como si no hubiera fuego en mis ojos y dice
- ¿Es él o ella?
- Es el amor de mi vida, si.
- Ahhh, ¿y vos que sos?
- Yo soy yo.
- Si, ¿pero que sos?
- Soy homosexual.
- ¿Ahhh, pero vos sos él o ella?
- No ejercemos roles, señor, (risa inquieta) no es como en las películas porno que usted mira viejo de mierda la concha de tu madre.
- Si, pero ¿sos hombre o sos mujer?
- Ninguna de las dos, diría yo.
- Ahhh, naciste hombre.
- NO.
- ¿Sos mujer?
- SI
- Ahhh...No parece ¿En tu dni qué dice?
Logró muy a mi pesar eludir todas mis respuestas ambiguas, a lo que contesté.
- Señor, me bajo acá.
- ¿En tu dni que dice?
- Dice que soy mujer, que nací en San isidro, que voté tres veces y que tengo una causa por matar a un tachero.

1 de septiembre de 2010

Mi Vida Torteril- 21- Sueño con Serpientes


Nunca le di demasiada pelota a mi sueños porque en algún punto considero que son demasiado obvios, igual que yo que soy la que los sueño. Me caen mejor mis fantasías que mis sueños, para mí las fantasías le rompen el orto a los sueños.
La cuestión es que antes de irme a dormir y de que ésta desgracia aconteciera había hablado con Ana. En realidad no habíamos hablado, habíamos armado una canchita con computadora de por medio, como para poder, sin ningún tipo de reglas, reprocharnos un rato. Empatamos en 25 reproches y cuando venían los penales ella se fue. Se desconectó y me mandó un mensaje que decía "después hablamos, acaba de llegar". Con lo cual, ya acostumbrada a éstas pelotudeces, me fui a la cama de suplentes.
En éstas circunstancias era obvio que mi teoría sobre la obviedad de mis sueños iba a ser inmediatamente comprobada. Y si, me acosté, me dormí y soñé con Ana. En mi sueño no hablábamos porque estábamos en un lugar en donde la gente en vez de hablar, se besa. Alrededor nuestro no había nada, era como un descampado inmenso, ella estaba desnuda y yo no. Hasta ahí todo bien, el sueño cuadraba perfectamente y prometía bastante.
Todo estaba buenísimo hasta que de repente apareció como de abajo de la tierra o expulsado por alguna nave espacial el tipo éste: su novio, su amante, su amigo, su pariente, el que vive con ella. Yo me indigné. De última, si quieren, encuéntrense ustedes dos en sus propios sueños pero no vengan a invadir el mío y menos los dos juntos, no da.
No voy a detallar, porque si detallo, invento y no es la idea: La cosa es que estábamos Ana, él y yo. Yo le daba besos a Ana, él la acariciaba, yo la miraba, él la miraba. Hasta ahí todo puede vincularse a un lindo trío onírico basado en la obsesión que tengo con Ana y sus gustos, orientaciones y deseos sexuales. Nada de otro mundo.
Lo llamativamente escalofriante fue que en determinado momento él me empezó a besar: ¡que horror! en ese extraño mundo de los sueños, encerrada en ese descampado, las cosas pasaban con una naturalidad pedorra sin que yo mostrase ningún tipo de aversión a besar a un tipo y específicamente a un tipo que tenga algo que ver con Ana.
Me desperté atormentada, no solo por no acordarme que fue lo que pasó después en ese descampado de mierda sino porque encima de todo, en el sueño, casi ni la pude tocar.

15 de agosto de 2010

Depredadora


Otra vez… Estoy cansada. Ella se fue y me dejó a solas con todas las mujeres. Por supuesto, para mí, es tan fácil enamorarme indiscretamente.

Esa morocha, con esa voz… con ese kit de primeros auxilios para mi alma de despojo en pena.

No sé.

Pocas cosas sé, inmediatamente soy un aborto de sabiduría al frente de esta mujer, o al lateral de aquella.

Esto es serio, te digo cuando te digo que tengo un minuto de amor para darte, un minuto y no me pidas más, me duele toda tu belleza y si me excedo empiezo a transpirar cada lágrima.

¿Tantas dudas tenés de viajar al infierno conmigo, cuando te llevo lejos de lo que no quiero escucharte decir?.

Otra vez… Somos dos animales asesinos, creo confiadamente que ese es nuestro secreto. Creo que es el motivo por el cual tenemos tantas deudas de besos (y no quiero tirar a la basura estos pagarés) ¿o quiero?.

Me pregunto y recuerdo aquel momento en el que calculé la trayectoria indecisa, para hacer coincidir el lleno de mis labios, con tu hombro desnudo. Me pregunto y recuerdo que estoy siempre disimulando, que la verdad te la debo en infinitas cuotas. Y no tolero que me mires como si me conocieras. Ya te dije: somos dos animales asesinos.

A veces, nuestra mutua incomprensión logra algún acercamiento. Entonces, nos olfateamos a los ojos y está allí colocada la advertencia de huir. Sin embargo: mis labios llegaron a tu hombro, como el hombre llegó a luna. Pero si la luna fuera un lugar habitable, seguramente habría allí alguna colonia y ya ves que la luna sigue estando tan sola, como de solos estuvieron mis labios ese día, al volver de tu hombro a las palabras sobre tu hombro.

Esa morocha… pienso y arrugo la frente. Esa morocha con el alma escotada, mis labios en su hombro. La temperatura de su cuerpo en mis labios, hasta el mundo se había decidido a mirar para otro lado.

Tenía la urgencia de un minuto de amor para darle. Nos olfateamos a los ojos, nos miramos con rigor los labios y brotó un gran apetito ¿o era deseo?.

30 de julio de 2010

Mi Vida Torteril -20 La televisión a las 9

Me levanté muy temprano, había en el ambiente una fuerte energía que me impulsaba a salir de la cama, era una energía despiadada, porque desde la perspectiva meteorológica lo mejor que podría haber hecho era quedarme allí, acucurrucada entre las sábanas evitando que cualquier circunstancia me despojara de mi lecho. Mis esfuerzos fueron inútiles y forzosamente tuve que exiliarme de mi hermosa cama.
Benicio los días de lluvia duerme tres veces lo que duerme los días que no son de lluvia, por lo que, haciendo algunos cálculos y teniendo en cuenta lo que duerme el gato, no le iba a alcanzar físicamente el día para dormir tres veces más. Entonces se le iba a acumular el sueño, descontando que se levanta para comer y para que lo sobe un poco, me quedé varios minutos pensando en que Benicio iba a tener el sueño atrasado el resto de su gatuna vida, se iba a morir sin haber completado sus horas de sueño. Espero no tener cargo de conciencia por eso.
No se que hacer a las 9 de la mañana, soy virgen en el asunto, son horas que generalmente estoy durmiendo y entonces no se qué hacer, el contexto me descoloca y cuando pasan estas cosas lo que comúnmente hago es prender la televisión. Que extraña que es la televisión a las 9 de la mañana, había un montón de dibujitos animados, gente disfrazada y dos tipos casándose. ¿siempre pasarán estas cosas a las 9 de la mañana en la televisión? Bueno no sé, la cuestión es que esta energía fastidiosa seguía rondando por mi casa y me estaba irritando de sobremanera. Llovía, pero a mí eso no me jode tanto, me jode lo que le jode a todo el mundo, pisar una baldosa floja y que te entre agua por los píes. ¿Qué otro motivo? Era temprano y yo tendría que estar durmiendo: eso podía ser pero no era, había otra cosa. La bombilla del mate estaba tapada pero eso tampoco era.
Mientras buscaba una manta para postrarme en el sillón un cartel enorme en la televisión me develó algo terrible: "30 de Julio de 2010, Primer matrimonio igualitario porteño". Y en ese momento aquella energía sofocante cesó mágicamente, era mi toma de conciencia, mi pequeño momento de lucidez: Se largó a llover fuerte y así como caía la lluvia caían sobre mí una avalancha de momentos con Ana. Mi vida se volvía circular y yo siempre volvía a pensar en ella, pensé que la quería, en que un poco la jodí, todo lo que se me pasaba por la cabeza era ella, como al principio pero diferente. Como cuando me enroscaba sin demasiadas razones como una adolescente pero de otra manera. Pensé tanto en ella que me acordé de detalles que nunca me había acordado. Pensé que lo más lógico del mundo era que no estuviera acá conmigo pero me pregunté mil veces por qué no estaba conmigo.
Ese cartel enorme de la televisión me reveló injustamente que hoy era 30 de Julio, el cumpleaños de Ana. Todo cierra como un círculo pedorro. Me tapé casi completa con la manta y puse los dibujitos.

2 de julio de 2010

La Radio llega a la AACH


Porque la AACH crece y todo lo invade, lo expropia, lo toma: la Radio llega a la AACH.

El viernes 16 de julio a partir de las 21 hs. Temporada de Chongos hará historia en La Radio Rebelde. Qué tipo de historia, habrá que escuchar.

Hecho el anuncio correspondiente, compartimos unas palabras a modo de editorial:

Temporada de Chongos se caga de risa en la cara de dios, la patria y el hogar. Se caga en los estados, los amos y los maridos. Se caga de risa de los laxantes y de la ciencia, de las siliconas, de la decencia, de las hormonas.

Temporada de Chongos no se casa -ni se pesca.

Temporada de Chongos no va de turista.

¿Temporada de Chongos se cultiva?

Temporada de Chongos no está a la moda, pero la pone!

Temporada de Chongos no compra deporte, juega.

Temporada de Chongos:

- No tiene sentido del ridículo, ni diplomacia, ni miedo a la psicosis.

- No viene con garantías ni certificaciones. No vende satisfacción garantizada.

- No escribe, publica.

- Levanta el parquet de la casa para hacer asados vegetarianos.

- Te cuenta chistes sin remate.

- Toca lo que venga, incluso instrumentos.


Temporada de Chongos augura un futuro con menos normas y más Lilianas, con menos cubículos y más Redondos, con menos impuestos y más reparto de Tortas.

Temporada de Chongos no se explica ni se disculpa, no se modera ni se rescata, no se adorna, no se photoshopea, no se objetiviza.

Temporada de Chongos se juega y a todo lo que juega quiere ganar, aunque tenga que hacer trampa.

Temporada de Chongos no habla encriptado, te pregunta a calzón quitado ¡y quiere que respondas!

Temporada de Chongos se desnuda sin strip-tease, sin música y sin mariconeadas.

Temporada de Chongos chonguea y mariconea, se contradice y se discute, se desarma, se arma, se dice, se desdice, se canta, se putea...

SE

              ES

                            CU

                                        CHA

28 de junio de 2010

2 de junio de 2010

Mi Vida Torteril- 19 Encastre Químico.

Es verdad que magnifico. Pero fueron días dignos de magnificar. No es novedad lo del encastre químico, ya me había pasado, pero con los años resigné la posibilidad de que pudiera volver a sucederme: encastrar es básicamente encajar una cosa en otra de manera que una parte de la primera entre dentro de la segunda, o bien que toda la primera entre dentro de la segunda. A mí me pasa esto con esta piba de la cual, dicho sea de paso, ya se su nombre.
Encastramos, ni nos acoplamos ni nos encimamos ni nos incrustamos, mecánica y químicamente nuestra relación se basa en este mecanismo. Es verdad que no hablamos mucho, lo cual para mi es sumamente complicado, no porque me guste hablar sino porque para mi hablar es una necesidad, pero cuando garchamos hay otra necesidad que se ubica estratégicamente por arriba de la ya mencionada y entonces soy capaz de convivir con el silencio.
Retomando, yo creo que la química, esa manifestación de elementos compatibles entre los cuerpos, ecuación hormonal o simple y llanamente calentura, se ve modificada por este mecanismo de encastre: Ella y yo encastramos, a nivel corporal mi lengua encastra, sus manos encastran, mis piernas encastran, todo encaja perfectamente de una manera tal que una parte de la primera entra dentro de la segunda, o bien que toda la primera entra dentro de la segunda. Y esto no sucede solo en la esfera corporal: Yo quiero garchar en la ducha y ella se quiere bañar: encaja. Las acciones también están bajo el magnífico efecto del encastre. Me llama, yo atiendo. Me dice de ir a su casa, voy. No me llama, yo tampoco tengo ganas de verla. Los besos encastran y hasta los sueños encastran. La pregunta es:
¿ este magnífico mecanismo puede llegar a tener un error?
Ayer me llamó por teléfono y me invitó a una fiesta en su casa. Todo perfecto. Fui con Isa. Era una fiesta bastante multitudinaria, ella nos recibió, las presenté. Isa hizo algún comentario pelotudo y nos pusimos a emborracharnos. Ella desapareció, Isa se puso en modo "estoy re caliente" y yo me senté en una sillón a ver las graciosas estrategias de levante de mi amiga. Pasó un tiempo considerable, Isa estaba triunfando y yo tenía como consigna esencial no estar sentada en un sillón borracha, en estos momentos era peligroso. Me levanté y empecé a buscarla, y en ese interminable camino hacia ella pensé en Ana, fue un segundo, no me permití mas, al segundo siguiente veo a la anfitriona fragmentada por otro cuerpo que me impedía verla entera.
¿ era éste un error del mecanismo? ¿Por primera había algo que no estaba encastrando?
Yo pensaba que si hasta que su mirada incitó a que me acercara, yo no dudé un instante en hacerlo. Ella encontró mi boca mucho más rápido de lo que yo la encontré a ella y la otra ella, por su parte, me calentó enseguida.
Me uní a la fiesta, quizás porque anhelaba que el mecanismo no tuviese fallas o quizás porque no quería volver al sillón.

2 de mayo de 2010

Un día... perfecto.


El pasado viernes 30 de abril salí al aire por la Metro, en el programa de Ernestina Pais (entre paréntesis: bombonazo), Osvaldo Bazán y Carlos Belloso, que debo decir me copan! y además me trataron muy bien... Pero muy muy biennn.

Les cuento de qué fue la cosa.

Día X. Chongo con Rimmel abre su facebook para ver si alguna minita le tiró onda... luego, bosteza, mira el reloj, refunfuña, visita perfiles de minitas desconocidas, mira el reloj, mira minitas, se aburre hasta que en un momento -asiiii todo reeee loco- detecta que una minita es amiga de Osvaldo Bazán.

Viene una neurona, se la da a otra neurona, que se la da a otra neurona, hacen una orgía de neuronas (se oyen gritos de placer: ahhh, ahhh, ahhh, dame más, dame más) y se engendra la idea de sembrar amistad con Osvald, quien resulta ser un copado, un tipo sencillo que tiene onda, es gracioso y publica fotos de su gato que me matan de amor.

Día X+1. Chongo con Rimmel abre su facebook para ver si alguna minita le tiró onda... luego, bosteza, mira el reloj, refunfuña, visita perfiles de minitas desconocidas, mira el reloj, mira minitas, se aburre hasta que en un momento -todo reeee zarpadoooo- detecta que Osvaldo ha publicado algo más o menos así en su perfil de facebook: Yo soy Osvaldo Bazán el original, el que trabaja con Ernestina, el que escribe en el diario Crítica (etc) no acepten imitaciones (etc. etc.).

Viene una neurona, se la da a otra neurona, que se la da a otra neurona, (se oyen gritos de placer: ahhh, uuhhh, aaaahhh, así mami, seguí más rápido!!!) hacen una nueva orgía de neuronas y se engendra la idea de hacer el siguiente comentario a la publicación citada anteriormente: "Entregá a Ernesta que es una cosita tannnn lindaaa!!!", (era evidente que ese día no tenía rimmel y estaba más chongocamionero que nunca), es suerte.

Día X+2. Chongo con Rimmel está a full en su laburo, a full mirando fotos, a full tomando mate, a full hinchando las pelotas, lo que se dice a full a full, pero tan rabiosamente a full que el celular que está buceando en el fondo de su cartera blaquè de minita, suena y es ignorado, es olvidado hasta las once de la mañana, momento en el cual así como quien no quiere la cosa aparecen cerca de tres llamadas perdidas y un par de mensajes de texto, ninguno pidiendo sexo, ninguno proponiendo mimitos, pero uno curioso de parte de una damisela que decía "llamame yaaaaaaa".

Día X+2. 11 de la mañana, 16 minutos. Temperatura, bien y gracias. Chongo con Rimmel, llama a la damisela y ésta le dice: boluuudahablarondevosenlaradiooooo_loderrrrrnestina_quepusisteayerenelfeibu!!! boludaydijeronquevodijistequedijeronquebazándijoquevosótorrrta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!quetelalastrá!!!!!_quelequerédarcachengueaernesta!!!!!

Bueno, algo así cuenta, un poco más excitada.

Advertencia: Me cansé de hablar en tercera persona.

Por supuesto, yo me hago la pasiva, en realidad me hago la paz-iva que es como simular que una tiene paz con valor agregado y le digo, ah... bueno, qué divino Bazán, qué gracioso corazón, te dejo que estoy a full (la damisela no conoce mi concepto de "a full").

Corto, miro hacia el infinito, proyecto una escena romántica con Ernestina, casi un largometraje épico y me vuelve a la realidad el sonido del celular de no sé quién con un ringtone infernal que me recuerda a la commodore 64 de mi abuela y esos juegos retro, de paleta pelota.

Pasa un tiempillo de soles, lluvias, coca colas varias y mando, mando un par de mensajes a la radio, realmente pocos, creo que tres en diferentes y espaciados días de las dos semanas que siguieron, uno para mi cumpleaños, recuerdo, sí, tres en total.

Pasa el tiempo, porque es su función y un día de suerte arrojada a mi destino, me contactan de la producción del programa para salir al aire, con el objetivo de hacer lo que hace todo chongo: chonguear.

Con lo cual, llegado el momento, -yo- como representante oficial de la homosexualidad femenina, en especial de las mujeres que alguna vez tuvieron un pensamiento, una fantasía inocente de romance horizontal con la bella conductora de CQC, -yooo, repito- le dije a mi querida Ernesta que es una mujer PRECIOSA.

Ella lo negó, toda humilde, toda linda y dijo "te puedo aceptar que soy interesante (...........)". Sin embargo, como soy una fundamentalista de la belleza y creo que quien la tiene-la tiene y que no me joda, le dije: también, también sos interesante, encima de lindarmosa, pero esto último, lo pensé.

Miren: en esta línea, lo sostengo.

Y se extendió la charla, un ratito más, fue divertida y como les dije, sucedió un viernes, el viernes 30 de abril, día del Chongo Justiciero, a partir de... este mismísimo momento.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto...

15 de abril de 2010

Mi vida torteril 18- La fantasía robada.

Ya sé lo que dije y siempre que digo algo tengo el especial talento en hacer o decir exactamente lo contrario. Es mi don, decirme y desdecirme con una facilidad extraordinaria. Dije que no iba a ser tan pelotuda de ponerme a coger como una descocada y las últimas palabras que intercambié terminaron en verbo sobre la cama. Son hechos afortunados, pero independientemente de esto, el punto o el lugar en el que me encuentro en este momento merece ser detallado:

Estoy en la cama con ella, es ella porque no se su nombre y no quiero despertarla para preguntarle. Es linda y da besos ricos, es como una fantasía. Tiene la espalda suavecita y la sabana la tapa hasta un poquito más abajo del coxis. Tiene las uñas comidas y dedos de pianista, coordinación y movimiento perfecto. Y aunque está dormida pareciera que se está riendo. Un poema o una paparruchada, la cuestión es que yo me encontraba sublimando en la divinidad de mis pensamientos cuando, como una invasión de mosquitos hambrientos de mi sangre, aterrizan en la cama una serie de acontecimientos entre melodramáticos y demoníacos:

Yo, hartándome del esplendor de la soltería, quería conocer a alguien, me subí a mi moto, conocí a Ana, tuve el mejor sexo de mi vida, me enganché y me tiré de cabeza a la trillada pileta de la heterosexual confundida, no me importó, cada día me gustaba más. Hablaba en chino y yo no la entendía. Me enamoré, se hicieron las 3 de la tarde y empezó la novelita: Se desnudó en mi baño, se cogió a la amiga, se sacó la remera, jugó con mi gato y tomo de mi copa. Yo la escribí en un blog y ella hizo lo mismo. Era mi fantasía. Me enojé y le dije que era una mierda. Ella se enojó y tenía razón: Era perfecta para ser imaginada.

La miro y sigue sin tener nombre, no hablamos con lo cual no hace falta subtitular. Quiero que se despierte y me pida un beso que tenga sabor a mi y que después nos centremos en perfeccionar sus técnicas de dedos musicales. Quiero ser el reemplazo de la sabana en su coxis y contagiarla de la transpiración fruto de mi calentura. Por ahora ella será mi fantasía porque la otra me la robaron.

27 de marzo de 2010

Autopercepción chongueril: Entrega N° 1 - El chongo como la mujer-pibito

Tomando momentáneamente válida la siguiente definición no abraxiana de chongo extremo:

"Un chongo es una mujer que se identifica o se autopercibe de alguna manera como un pibito"

Caracterizaremos brevemente a la mujer-pibito en tanto ser sexualmente indefinido de caracteristicas externas asociables a masculinidad, para luego concluir en la resultante máxima deducida claramente de los puntos detallados a continuación:

La mujer-pibito no asumida sale con pakis, porque cree que no le gusta a las lesbianas porque no es mujer.

La mujer-pibito suele levantar putos a lo loco.

La mujer-pibito se siente disfrazada con una pollera o vestido. No sabe caminar con zapatos y jamas baila como mujer. Si se viera por la fuerza en alguna de estas situaciones se sentiría avergonzada como si obligaran a un muchacho adolescente a ir al colegio con la falda de su hermana.

La mujer-pibito no tiene espejos de cuerpo entero en su casa.

Otras características de las mujeres-pibito es que su expresión corporal suele ser graciosa o excesivamente desagradable. Habla como pibito, camina como pibito, gesticula como pibito, se sienta como pibito, se expresa como pibito, habla en primera persona en masculino, cuando intenta intimidar pechea como fisicoculturista... todo en la mujer-pibito grita pibito.

La mujer-pibito se la re banca.



Se ha observado que las mujeres-pibito no invierten en cuestiones de estilo conchifero, hay dos tipos de actos que evidencian un rechazo a su mujerez:

Situación uno: Mujer-pibito que se depila toda. Simbolicamente, en el momento en que tu concha se vuelve peluda, te volvés mujer. La mujer-pibito en un solemne acto de repudio a la mujeridad se deja calva la concha.

Situación dos: Mujer pibito que no se depila nada. Simbolicamente, el acto de depilarse es un acto de mujer. La mujer-pibito rechaza con firmeza el caracter mujeril dejandose la concha tal como esta naturalmente.

Artículo de divulgación científica de origen y fuentes dudosamente desconocidas. Marzo, 2010.

26 de marzo de 2010

Mi vida Torteril 17- La mierda

Es una mierda, cuando termina una relación es una mierda, por mas de que queramos inventarnos cosas para creer que no, es contundentemente una mierda. No por el hecho en si, en realidad terminar una relación es lo más normal del mundo, la gran cagada es la reflexión, el pensamiento y todas esas cosas que le siguen al hecho. Porque inevitablemente una piensa y analiza y saca pedorrisimas conclusiones de todo aquello que incluía al concepto relación y siempre se llega a la trágica conclusión de que estamos hechas mierdas. Y si esto no es asi, entonces bueno, yo me siento una mierda independientemente de que todas las personas que terminen una relación se sientan una mierda o no. Yo me siento una mierda y punto.

Particularmente mi sentimiento parte de la base que estuve aproximadamente nueve meses enroscada en una historia de mierda, que como tal, me hace sentir una mierda. Y no es que ella fuera una mierda es que todo lo que ella pensaba, sentía o mostraba era una mierda. Y principalmente todo lo que tocaba se convertía en mierda, ella era una especie de intestino enfermo, ni siquiera desechaba, pudría. Yo me pudrí.

Así que ahora estoy en mi casa, descorchando la segunda botella de vino de la noche y teniendo que soportar que Benicio me mire con esa cara de gato juzgador que tiene y me diga “yo te lo dije desde el primer momento”. Benicio vos también sos un gato de mierda.

La cuestión es que no voy a caer en las paparruchadas de la gente que termina relaciones, bueno un poco si, porque estoy borracha, pero mas allá de eso, no voy a caer. Ni me voy a poner a garchar con un montón de minas ni voy a predicar el no enamorarme nunca mas.

Ahora se supone que empiezo a salir de nuevo, a llamar a gente, a estar re caliente y eso me parece una mierda. Tampoco me parece que tenga que andar de sufrida y de tipa que las vivió todas y por eso, mujer que se me acerque mujer que rechazó y mujer con la cual me muestro super conflictiva queriendo hacerle creer que soy una tipa compleja. Pavadas. No me voy a poner a garchar como una desquiciada porque no tengo ganas y no me voy a poner en persona compleja porque me parece una mierda y la mierda me hace acordar a Ana.

¿Qué voy a hacer? Simple. Voy a recordar a Ana como una casi trascendental. Si las trascendentales tienen ese poder incomparable de reflejar la mierda como nadie, Ana no. Ana pasó de largo, podría haberlo sido pero no, ella se lo perdió. Y entonces se jodió. Es el tipo de mina (y si ahora le digo mina) que se queda en el medio, que se queda en un limbo medio raro, que no va ni para un lado ni para otro. Es como un tatuaje de mentira, que al pedo pensas si te lo vas a hacer o no porque en realidad no te deja marca, no significa nada, ni que te jugaste ni que vas a tener que pensar en el futuro como sacártelo porque se sale solo.

Ana vino y se fue sola y penosamente esto no es obra de mi imaginación.

15 de marzo de 2010

Mi vida torteril 16- Las cosas


Ana me había dicho que tenía que ir a buscar unas “cosas” a la casa de su ex lo que para mi es lo mas normal del mundo, o sea si te separas y estuviste compartiendo un espacio común, evidentemente ese espacio va a contener ciertas “cosas” que en un determinado momento vas a querer recuperar. Generalmente, cuando las personas se separan intentan que al menos una no tenga libre acceso al espacio que fue compartido, este punto se soluciona con un llamado o un aviso previo:“¿cuando puedo ir a buscar mis cosas?”o con un “¿vas a estar? Porque quisiera pasar a buscar mis cosas”. Todo esto está claro la desubicada era yo acompañándola pero igual fui.

Antes de subir me dijo: “bajo enseguida”, el portero siguió barriendo la vereda y yo apoyé mi lindo culito en el cordón.

El tiempo comenzó a transcurrir y entonces empecé a pensar en el “bajo enseguida” de Ana, cuando una dice eso es porque tiene pensado agarrar la caja con las “cosas” intercambiar alguna palabra y bajar enseguida. Salvo que haya alguna razón para que no bajes enseguida y entonces tardes un poco más en bajar o directamente no bajes.

¿Y si el flaco la secuestró porque no puede aceptar que Ana pueda llegar a ser lesbiana y entonces está esperando que yo suba y matarnos a las dos? No creo, Ana dijo que no se lo había tomado tan mal. Fue un error estructural venir acá, pero entonces ¿me voy? ¿y si nunca subo y la mata a ella sola?

Mi culo seguía apoyado en el cordón cuando la veo venir sin las “cosas”. Ana no tenía cara de secuestrada. Me sentí inquieta, perturbada y caliente. Ella se sentó al lado mío.

-No te enojes, pero me voy a quedar un rato con él. Dijo descaradamente.

Si tengo que sincerarme, esas no fueron sus únicas palabras, en realidad me dio un descargo interminable de porque se quedaba en la casa de su ex pero a mi me recontra resbalaron sus justificaciones. Igual no se que me sorprende, ya la conozco, ya se todo pero aunque yo me queme con veinte mil litros de leche nunca voy a llorar si veo una vaca.

Parece que tenían que operar a la madre por un pelo encarnado y entonces el flaco estaba re mal y re solo y que mejor para cuando están por operar a tu mamá de un pelo encarnado que venga tu ex que ahora tiene la conjetura de que es lesbiana y te mimosee un rato. Todo encaja perfectamente y el culo que sobra es el mío.

-¿Sabes que? Me voy porque mi culo sobra.

-No seas grosera.

Y si, faltaba que me dijera eso. Dije culo no dije andáte a la re puta madre que te re mil parió. No entiendo que entendés por “grosera” debe ser lo mismo que yo entiendo por “cosas”. Y fue en ese instante, en donde comúnmente hubieran salido de mi las puteadas mas hirientes, hubo un silencio revelador y me invadió una enorme tristeza: Me di cuenta de que con Ana la cuestión no era ser o no ser lesbiana, que no había incertidumbres ni de identidad ni de sexo ni de todas esas paparruchadas. En ese momento, teniéndola enfrente y mirándola a los ojos me di cuenta que lo que Ana nunca iba a aceptar, lesbiana o no, era que yo la quisiera de verdad.

5 de marzo de 2010

El Chongo Gamer

Antes que nada me veo obligada a explicar el significado de esta palabra, no es que esté desconfiando de su capacidad inglesística, sino que el término Gamer así porque sí no significa sólo un jugador. Jugadores somos todos, pero de este tipo hay uno solo.

Gamer:

Para otros usos de este término, véase gamer (desambiguación).

Un gamer (jugador en su significado en inglés) es el término usado en el idioma español para definir al tipo de videojugadores que se caracterizan por jugar con gran dedicación e interés y por tener una gama diversificada de conocimiento sobre videojuegos. Para referirse a este concepto en inglés se usa el término hardcore gamer. Dicho de una manera más simple, un gamer es aquel que se dedica a los juegos una gran cantidad de horas (jugando o informándose).

El gamer es un videojugador que tiene gran pasión e interés por jugar y saber acerca de videojuegos, y su principal interés, además de disfrutar el videojuego, es terminarlo con altos records y aprovechar completamente el mismo; diferenciándose así, del denominado videojugador casual, que sólo juega por jugar o para pasar un momento de diversión sin grandes metas, en algunos casos tratar de terminar el videojuego.

Fuente Wikipedia, oh, sí.

Como bien sabrán, todo chongo se lleva bien con la computadora (a excepción de algunos tipos de chongo mayores de treinta años como por ejemplo el chongo albañil que no tiene idea de aparatos tecnológicos, de ahí para arriba está sujeto a cuestiones particulares de cada caso).

No hay un chongo en este mundo que no sepa instalar un programa, sea Windows, Office, o algún antivirus para que las minitas del msn no te pasen cacas con sus fotos (de tetas y culos, claro.), etc.

Pero hay un tipo de chongo, creo yo, que se lleva bien, no solo con la PC si no también con todo tipo de juegos, consolas, y adicciones varias.

El Chongo Gamer, no es necesariamente un nerd con la computadora, es un simple usuario que sabe lo que sabemos todos, pero aparte sabe de emuladores, dispositivos de unidades de Cds, (un tipo de programita que simula una compactera virtual, con imágenes de cds, especialmente utilizado para crackear juegos) y aparte juega al counter strike, No hay Chongo Gamer en la historia de la humanidad que no haya jugado el counter strike. (un juego muy violento y bien macho).

El Chongo Gamer suele simpatizarse con los blogs, los foros de debate sobre juegos, y muchas series de animé de todo tipo, inentendibles y machistas (en este punto hace falta una investigación más profunda ya que sigue siendo una incógnita en la ciencia chongerística).

Características del Chongo Gamer:

  • Pelo corto o atado sin onda (de una, no lo duden)
  • Hay dos tipos de estilo de Chongo Gamer:
  1. El que usa ropa con logotipos característicos Ej: Remera con el logo de ATARI; o SEGA, o tal vez de un video juego, Ej: Counter Strike, Suelen ser negras con el logo blanco. O también los hay que prefieren ropa de series de animé, Ej: Evolution Nine; Robotech; The Thundercats.
  1. El que usa ropa “formal” colores oscuros, jeans por lo general marrones o negros, o de azul muy oscuro. Suéters escote en V con rombos, verde militar, gris, o azul oscuro. Este tipo de chongo en la mayoría de los casos tiene anteojos para descansar la vista porque difiere del uso de filtro de protección para el monitor, ya que hace complicado el uso de juegos)
  • Puede tener la espalda encorvada debido a sus años sentado frente a la computadora viciado sin prestar atención a los gritos de auxilio de su cuerpo (suelen tener problemas de espalda o cintura).
  • El Chongo Gamer puede parecer interesante al principio, es una especie de “Freak Cute”, pero al final te das cuenta que de lo único que habla es de juegos, de series de animé y de consolas que nunca en tu vida verás de cerca ya que se venden únicamente en estados unidos y/o China, Japón que los Chongo Gamer se preocupan en conseguir. Pero jamás de los jamáses, te dejará utilizar su consola Ultimate-Master-Warrior by Plastation (a no ser que te lo banques un toque y te lo cojas, solo después del hecho te dejará tocar su consola ;D ).
  • El Chongo Gamer es muy, pero MUY competitivo. Si pierde en un juego puede deprimirse por semanas. Consejo: Si pasaste la segunda cita y te invitó a su casa a jugar al Mortal Kombat 27, hacete la que no sabes jugar y dejalo que te enseñe y ahí ganaste su corazón)
  • El Chongo Gamer jamás te aceptará ir a un bar a tomar alcohol, le gusta la coca en lata porque hace más fácil su consumo frente a la PC. No le gusta ir a bailar ya que no baila, no sólo por ser chongo, sino además porque toda su gracia existe en la vida virtual, es posible que si jugás al Sims con él online te diga que sí al baile, pero no esperes más que esos pasos robóticos de su pequeño Yo-personaje virtual. Salidas o actividades preferidas: Cibers con amigos para jugar al Counter o al Warcraft 3; Casa con Chizitos, Coca, y amigos también Gamers para jugar a la Play. Nota: Suelen tener en su mayoría amigos hombres, pero son todos adictos a la PC, no piensan en cojer a diferencia del chongo en cuestión. Warning! Si la salida elegida es casa con chizitos y coca, acostumbrarse a la imagen de la madre entrando con la bandeja de chocolatada/gaseosas/comidachatarravaria y no sorprenderse al ver que le hace la cama.
  • Con respecto al sexo, o género del Chongo Gamer hay de todo, hay medio putos, hay medio minitas, hay falsos chongos, suelen ser tímidos, de bajo perfil, y les gusta darla, tanto como que se la den.
  • El Chongo Gamer es difícil de localizar con sólo ver su apariencia. En aspecto se parece al chongo intelectual, pero no necesariamente es inteligente. Es cierto que sabe un montón de cosas sobre un montón de cosas pero ya que investiga todo mediante internet suele tener muchos de sus datos desactualizados o equivocados.

Consejo General: Nunca pero nunca, jamás le digas a un chongo Gamer que ser experto en el Guitar Hero NO ES SER MÚSICO.

¡DATA!

Tener en cuenta que el chongo en cuestión maneja diariamente con habilidad teclados de todo tipo y joysticks varios con las manos (léase entre líneas que el clítoris puede manejarse fácilmente como una palanca analógica).

*Ésta es una investigación abierta y se agradecen aportes de cualquier tipo de información que sea relevante para la misma.

Amén.

3 de marzo de 2010

Checklist de novia minita + Bonus track

Siguiendo la corriente abraxiana basada en la teoría de la composición genética chongueril, muchas veces nos es difícil determinar si nuestra pareja es un chongo neutro, un chongo camuflado o una minita. Para resolver estas cuestiones, pongo a su disposición el checklist de minita. Cada item suma un punto, si la suma final del checklist da 22 o mas, la novia en cuestion es minita.

*Responde "depende del día..." a una pregunta que empieza con "te gusta...?"
*Le gusta ir a bailar.
*Se pinta las uñas/se maquilla.
*Te dice cosas para que le recuerdes lo linda que es y todo lo que la amas.
*Usa zapatos o sandalias/polleras o vestidos.
*Usa paraguas.
*Le gusta mirar la novela de la tarde/noche.
*Mira programas de chimentos.
*Le preocupan sus ojeras/puntos negros/granos/etc.
*Se pone crema.
*La dejan pasar para subir al colectivo/le ofrecen asiento.
*Hace la ensalada cuando vos haces el asado.
*Te pregunta que ropa le gustaría que se pusiera para salir.
*Se levanta y prepara el desayuno.
*Come barritas de cereales y/o productos diet.
*Te llama por teléfono cuando tiene pesadillas.
*Te abraza cuando hay una escena fuerte en una película.
*Se escandaliza fácilmente ante conductas no femeninas de tus pares chongueriles.
*Sus escenas de celos empiezan con "Te vi como la mirabas".
*Presume sus senos.
*Usa ropa interior muy femenina.
*Dice que no cuando quiere decir que si o viceversa.
*Lleva una pincita de depilar consigo por cualquier emergencia/usa tampones.
*Plancha la ropa.
*La que cucharea siempre sos vos.
*Le gusta mirar vidrieras/comprar ropa/accesorios de moda.
*Siempre esta peinada.
*No sabe chiflar.
*Tiene un piercing en el ombligo.
*Hace reclamos del tipo "No te diste cuenta que..." "No me prestas atención..." "No nos comunicamos..." "Te lo dije ayer mientras mirabas el partido de Godoy Cruz"
*Hace algún tipo de danza.
*Usa la palabra "modista" o "macramé".
*Le da miedo andar por la calle de noche o cuando se corta la luz.
*Toma mínimo un taxi por semana.
*Algunas otras que en este momento no recuerdo.



Bonus track para novias minitas:

Como saber cuando no la vas a poner?

*Te dijo... "me quiero hacer las tetas", "estoy gorda", "no tengo culo", etc... y le dijiste "con un par de meses en el gym quedas barbara".
*Empezaron a utilizar apodos como "vieja", "gorda","negri","chanchi" (en algunos casos también pueden estar incluidos términos como "gatita, mamita, bebé, etc")
*Hiciste algún comentario sobre lo bien que está alguien que no sea ella.
*Está indispuesta (opcional).
*Te olvidaste de que cumplían 2 años, 3 meses, 1 semana, 6 días y 4 horas.
*No está depilada (opcional, en general al principio... después se achancha un poco).
*Se cruzaron con tu ex novia (opcional, a veces quiere garchar como loca para que recuerdes lo bien que la pasas con ella).
*Alguien te tiró onda descaradamente y no le pegaste una piña.
*siempre hay alguna otra cuestión que se nos escapa.

1 de marzo de 2010

Mi vida Torteril 15-Primeras veces

Decidí tiranamente que lo que nos hacía falta era un poco de lesbianismo en el ambiente. Hacía años luz que no salía porque todo el enredo con Ana me había obligado a pasar noches enteras en mi casa y en mi cama. Quise creer que esto era como andar en bicicleta pero no. La verdad es que no tenía ni idea a donde ir por lo que todo concluía en un simple llamado a Isa. Luego de efectuar tal cometido, agarré la moto y pase a buscar a Ana confiando en la enorme sabiduría de mi amiga en estos temas.

En un primer momento Ana reaccionó como si la estuviera invitando a la guerra de Irak, yo tuve que aplicar la diplomacia que en estos casos me caracteriza para convencerla de que iba a ser igual que cualquier boliche al que ella hubiese ido antes con la diferencia sustancial de que las minas además de mirarse se tocan. Pero la idea no era tocar a todas las chicas sino tocarnos entre nosotras, y ya que estábamos podíamos escuchar algo de música y divertirnos un rato. Mas claro, imposible.

Mientras íbamos por Córdoba en la moto me remonté a mi primera vez de boliche de ambiente, que experiencia. Tenía veinte años y estaba re caliente, pero era tan tímida que parecía una pelotuda. Hacía poco había conocido a Macu y a un grupete que ella frecuentaba. Intenté no hacer notar que esa era mi primera vez pero yo creo fehacientemente que se notaba a la legua. A los cinco minutos de entrar me fui a la barra porque quería apoyarme en algún lado que hiciera que mi cuerpo no estuviese tan tieso. No era que la estaba pasando mal, simplemente esa barra me daba seguridad y entonces me quedé ahí. El grupete ya había hecho relaciones internas y externas por lo que mi posición se estaba volviendo un poco complicada principalmente porque era mi primera vez y no sabía que carajo hacer. Y ahí fue cuando una voz casi maternal me dijo:

-“¿Me dejas pedir una cerveza?” Claro, estaba literalmente en el medio, interrumpiendo la relación que se produce entre una persona que quiere tomar algo y la correspondiente persona que se lo da. En el medio yo, apoyada en la barra.

Me atormentó profundamente estar en el medio y quedar tan literalmente mal parada, por lo que silencié mi timidez y respondí fenomenalmente: “Pido mi trago y te dejo”. Esa respuesta me salvó la vida. No me consagré como una torta en la barra que estorba sino que me afiancé como una torta en la barra que interesa.

Clara me alucinó de una manera inexplicable, era terriblemente atractiva en todos los sentidos en los cuales una persona puede ser atractiva, probablemente me doblara en edad y en experiencia, pero eso fue anecdótico, lo prominente de Clara fue saber que si en algún momento se me ocurría la desajustada idea de regresar a los campos heterosexuales, la fórmula atinada para retractarme sería acordarme de ella y de esa noche.

Estacioné la moto y la soldado Ana se bajó. Entramos al boliche y efectivamente nos dirigimos directamente a la barra. Nos tocamos y nos cagamos de risa. Pero yo no podía evitar preguntarme una y otra vez ¿podría ser yo la Clara de Ana?

24 de febrero de 2010

Mi vida Torteril 14- El cepillo atravesado

La cosa es que después de quichicientas idas y venidas, novelita de allá y novelita de acá, con Ana habíamos llegado a ese punto al que se quiere llegar o al menos al que yo pretendía llegar, el punto de pelotudez extrema: ¿Qué se hace en este punto? Nada. Se coge, se come y se duerme, y una vez que se completa se vuelve a comenzar con posibilidades de modificar el orden del procedimiento.

A nosotras este punto nos llegó diferido, es decir, cuando nos conocimos deberíamos haber llegado a ese punto y después protagonizar todos los dramones que protagonizamos, pero anda a saber porque carajo vivimos primero los dramones y después el punto de extrema pelotudez.

Pero será que a mi me desgastó mucho el periodo de dramón (o también pude haber vivido el de extrema pelotudez sin ella para coger, comer y dormir y eso también trastocó el mecanismo) que el punto me estaba rompiendo un poco las pelotas. Cuando yo estaba meditando acerca de este imprevisto, Ana se despertó. ¿Por qué justo tiene que levantarse en el medio de ese pensamiento y no del pensamiento anterior que era “tengo que ir a comprar la comida de Benicio”?

Ana esta muy buena cuando se levanta, pero yo no podía dejar de pensar en que había dos cepillos de dientes en mi baño. Para mi era un trastorno mental. Además el cepillo estaba atravesado y no metido en el agujero para cepillos de dientes, me cuesta agarrar mi cepillo sin tirar el de ella. Y además ¿Por qué atravesado? No podía creer lo que me estaba pasando, si al final es un cepillo, es una cuestión operativa, si se queda a dormir a casa (como se esta quedando últimamente) es un embole traer el cepillo todos los días. Es tan simple como eso, Luciana no te hagas mas historia.

-“¿Nos duchamos?” Me dijo así con voz de dormida.

Yo asentí muy enamoradamente mientras Benicio me miraba por el temita de la comida. A esperar afuera querido gato que por algo sos gato y no sos torta. Abrí la canilla de agua caliente completa y la fría un cuarto mientras Ana se lavaba los dientes con su cepillo suplemente. Le di un abrazo pero no pude evitar que se me deformara la cara cuando vi que una vez mas atravesaba el cepillo y no lo ponía en el agujerito. Nos metimos en la ducha, mimo va mimo viene hasta que sentí que me pasaba la manos entre brazo y costilla, pasa de largo mi espalda y abre la canilla de agua fría un cuarto mas. En mi ducha un cuarto mas de la canilla de agua fría es agua tibia tirando a fría y si hay algo que no soporto de las infinitas cosas que no soporto es bañarme con agua tibia tirando a fría. Entonces de la misma forma saqué mi brazo de su espalda y reubique la canilla en el un cuarto correspondiente.

Ya nos habíamos bañado juntas antes y nunca había habido ningún tipo de problema con la temperatura del agua ¿Por qué ahora surge tal inconveniente? No nos bañamos un carajo, Ana se fue a trabajar y el punto de pelotudez extrema había tenido su primer quiebre.

6 de febrero de 2010

A propósito de la Ley de responsabilidad universal del chongo

Bien sabemos que la filosofía chonguística data de tiempos inmemoriales. No obstante, y en el marco de la reedición de la GUACHA (Guía Unificada de Asociaciones de Chongos y Afines) y la apertura oficial de la inscripción para todos los niveles de estudio en el IICh (Instituto Internacional del Chongo), queremos recordar hoy una de las llamadas "Leyes fundamentales del chongo": la ley de responsabilidad universal del chongo.

Más conocida como la "Ley número nueve del Chongo", o "Ley de huevos emocionales", la misma nos señala, más allá de su literalidad, que el Chongo siempre está dispuesto a hacerse cargo de problemas de variada índole, sean o no concernientes a sí mismex o a su identidadex.

En el espíritu de esa ley, les informamos que esta Asociación, en un acto de repugnante demagogia, ha decidido hacerse eco de las demandas populares de denuncia de pedorridades bloguísticas, limpieza de comentarios superfluos y otros asuntos francamente vergonzosos y despreciables. Aclarando innecesariamente que estas funciones se encuentran muy por debajo de la ostensible superioridad ético-social, político-moral y artístico-sexual de nuestra Asociación, informamos a la población chonguística que el canal para denuncias a blogs por pedorrez y derivados, es el siguiente:

http://www.google.com/support/blogger/bin/request.py?contact_type=hate_speech&blog_URL=&blog_ID=

(Más información acerca de la política de Blogger sobre discursos discriminatorios:

Is hateful material permitted on Blogger?

Blogger strongly believes in freedom of speech. We believe that having a variety of perspectives is an important part of what makes blogs such an exciting and diverse medium. With that said, there are certain types of content that are not allowed on Blogger. While Blogger values and safeguards political and social commentary, material that promotes hatred toward groups based on race or ethnic origin, religion, disability, gender, age, veteran status, or sexual orientation/gender identity is not allowed on Blogger.)

Para las que no entienden inglés, les recordamos que se encuentra abierta la inscripción para el Curso Extracurricular de Inglés de la Universidad Argentina del Chongo.

Desde ya, muchas gracias
Asociación Argentina de Chongos, Comisión Directiva

7 de enero de 2010

Las tetas... ese divino tesoro!

Estimado público tortochongoputil y derivados:

El tiempo que corre salvajemente y sin piedad, amenaza a mi poca capacidad de síntesis: tengo 13 minutos de dilatación para que nazca este post!

He leído algunos comentarios y piden que hablemos de tetas... escuchen chongos y salgan de las oscuridades: TETAS!!!!

Bien, eso me recordó varias conversaciones con mi queridísima Rana One Salvaje de las Pampas Oceánicas... Paréntesis -->El chongo puede comenzar hablando de tetas y terminar el día del Juicio Final.

Pero para decepcionarlas un poquito, no voy a hablar de tetas (9 minutos!) voy, más bien a hacer una llamado a la solidaridad de la comunidad entera para que respondan una pregunta, sólo una pregunta:

- La minita* que te apoya las tetas en la espalda, ¿sabe lo que está haciendo con tu alma, con tus hormonas, con la transpiración de tus manos, con tus fantasías que te acartonan la bombacha, con el curso de tu vida, con tu sangre pendiendo de tu clítoris? ¿Lo sabe ella?

*Minita: paki fantaseosa, paki que duda de su sexualidad, torta histérica, chongo histérico, histérica universal, histéricas unidas que no saben que están unidas, mina que se enteró que sos torta y está en pose, minas no histéricas pero que te apoyan las tetas por esas cosas que tiene la vida, etc. (etcétera: porque apoyar las tetas en la espalda de la gente es una actitud minil).

Espero opiniones y aprovecho para desearles un excelente año de garches a mansalva.

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)