BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


15 de abril de 2010

Mi vida torteril 18- La fantasía robada.

Ya sé lo que dije y siempre que digo algo tengo el especial talento en hacer o decir exactamente lo contrario. Es mi don, decirme y desdecirme con una facilidad extraordinaria. Dije que no iba a ser tan pelotuda de ponerme a coger como una descocada y las últimas palabras que intercambié terminaron en verbo sobre la cama. Son hechos afortunados, pero independientemente de esto, el punto o el lugar en el que me encuentro en este momento merece ser detallado:

Estoy en la cama con ella, es ella porque no se su nombre y no quiero despertarla para preguntarle. Es linda y da besos ricos, es como una fantasía. Tiene la espalda suavecita y la sabana la tapa hasta un poquito más abajo del coxis. Tiene las uñas comidas y dedos de pianista, coordinación y movimiento perfecto. Y aunque está dormida pareciera que se está riendo. Un poema o una paparruchada, la cuestión es que yo me encontraba sublimando en la divinidad de mis pensamientos cuando, como una invasión de mosquitos hambrientos de mi sangre, aterrizan en la cama una serie de acontecimientos entre melodramáticos y demoníacos:

Yo, hartándome del esplendor de la soltería, quería conocer a alguien, me subí a mi moto, conocí a Ana, tuve el mejor sexo de mi vida, me enganché y me tiré de cabeza a la trillada pileta de la heterosexual confundida, no me importó, cada día me gustaba más. Hablaba en chino y yo no la entendía. Me enamoré, se hicieron las 3 de la tarde y empezó la novelita: Se desnudó en mi baño, se cogió a la amiga, se sacó la remera, jugó con mi gato y tomo de mi copa. Yo la escribí en un blog y ella hizo lo mismo. Era mi fantasía. Me enojé y le dije que era una mierda. Ella se enojó y tenía razón: Era perfecta para ser imaginada.

La miro y sigue sin tener nombre, no hablamos con lo cual no hace falta subtitular. Quiero que se despierte y me pida un beso que tenga sabor a mi y que después nos centremos en perfeccionar sus técnicas de dedos musicales. Quiero ser el reemplazo de la sabana en su coxis y contagiarla de la transpiración fruto de mi calentura. Por ahora ella será mi fantasía porque la otra me la robaron.

4 comentarios:

DeB dijo...

A veces, conocer a alguien en dos minutos no es conocerla. Minuto 1, decís hola. Minuto dos, le enseñás el camino hacia tu cama.
Sólo cuando dentro tuyo alcanzaste cieto grado de madurez emocional (hay un click interno), y te abrís lo suficiente como para darte a conocer y conocer a la otra persona, la posibilidad de enamorarte aparece para guiar tu cuerpo hacia una sola dirección. Y ya, sin más, sabés adónde ir.
Hasta entonces, son todos intentos fallidos o como en ocasiones se le llama, experiencia :)

simba**

tonnta con erre dijo...

lindo, muy lindo el relato.. desde que empecé a leer tenía impresa en la frente la palabrita "fantasía". sería fantasía, o parece tan fantástico que por eso el nombre? la duda, la duda..

:)

Bínsent dijo...

Si fuera persona sería Chochongo.
Sin duda.
Pero soy paquiderma, boh.
Un saludo.
:-)

*Flor* dijo...

Nada q ver mi blog con esto, asi q ni te gastes en verlo. Pero lei tu blog casi entero y me encanto(L)

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)