BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


21 de mayo de 2009

Mi Vida Torteril- 3- Cucharita

Madrugada del Domingo, fiel descendiente del Sábado a la noche, víctima de las atrocidades que podemos cometer solo por el simple hecho de estar calientes.
Me remonto sustancialmente a la hora en que decidí salir y no quedarme, el instante en el que tuve que elegir entre alguna película (y una charla irrelevante para mi desgracia con la chica del videoclub), rostisería, helado y un prometedor cierre de jornada con Olga (nombre que le puse a mi compañera a pilas de masturbación). Eso o Salir. Porque al final es así, es salir, resulta que te esperan infinitos planes en tu casa y una elige salir, porque salir es salir, así que salí.
Fiesta no prometedora en la casa de Macu. Hago una pequeña introducción: Macu, se desintegra por cualquier persona que sea mujer, a veces con la exigencia de que quien cumpla con ser persona y ser mujer también sea lesbiana. Macu tiene una casa enorme que oficia de salón de fiestas y rejunte variado. Con esta introducción pareciera no comprenderse del todo bien mi calificación de “no prometedora” y es porque el mecanismo es generalmente el mismo: una llega, bebe, levanta y se va, esto en un periodo extremamente corto de tiempo porque las opciones decrecen peligrosamente con el avance de la noche. Yo no agarro el ritmo casi nunca.
Me abre la puerta Macu con un sombrero así como éstos que usaba Chaplin, me dice dos palabras que no logró descifrar, y adentro. Una nube de humo apenas me dejaba ver el panorama y yo ya estaba en desventaja. Rápidamente viene a mis brazos Isa. Pensé que su pregunta era inminente ¿Qué tal con Ana?. Tres segundos después de que yo lo pensara Isa preguntó. ¿Qué tal con Ana?. Claro la muy torta se había consumido literalmente a la panadera y estaba en condiciones de empezar a fumarse las historias del resto. Era el momento de servirme el primer trago de la noche, Isa quiso seguir preguntando ¿pero que? ¿mal? - Genial. Respondí. Pero no más novedades. Es simple, nos conocimos, comimos, charlamos y cogimos. Pensaba volver a repetir la fórmula pero Ana no. Por eso no hay novedades (Ojala ese argumento estuviera tan claro en mi esquizofrénica cabeza) Isa no preguntó mas. Yo me quedé pensando en la noche con Ana y empecé a sugestionar mi destino en la fiesta de Macu. Pero no hubo caso. La temporalidad de estas fiestas no coinciden con mi temporalidad por eso para no perder tiempo que podría estar pasando con Olga decidí irme. Isa estaba a la par y rompiendo mis planes originales se autoinvitó a mi casa, yo lo tomé con filosofía. Si al final ella y yo éramos las dos caras de una misma moneda, la tragedia y la comedia. Como elegí salir y como mis elecciones suelen ser bastante defectuosas también elegí reemplazar una noche de placer con Olga por una noche de charleta con Isa…Error, según iban trascurriendo los minutos, de forma mucho mas lenta que lo que ocurre en las fiestas de Macu, Isa y yo, Ron de por medio, estábamos cachondeandonos. Demasiado toqueteo, demasiado chascarrillo, cuando algo es demasiado lo que sigue también es demasiado y es que una está a punto de acostarse con una amiga. A ver, tampoco era la gran cosa, así lo pensé yo cuando estábamos en el sillón anecdoteando y anecdoteando. Isa y yo nos conocimos por medio de Macu, hace ya varios años y pegamos onda creo que principalmente por nuestro fanatismo por la música inglesa de los 80`. Ahora que lo pienso creo que nunca había surgido el momento “sillón”. Producto de mi sugestión o simples cuestiones hormonales ese sillón fue el escenario de la nunca bien ponderada amistad con derecho a roce. No me podía dormir intentando recordar cómo una pasa de la rostisería, el helado y la película a una madrugada en cucharita de amistad.

2 comentarios:

Abraxas dijo...

jajajaja
Morime a carcajadas. Claro ejemplo de esas noche que uno no contaria a todo el mundo que te conzca la cara. No se por que cuando la sledad del hogar ofrece lo infinito, uno decide salir.
A, si! ya se por que, porque quiere sexo. Mi amiga a pilas se llamaba Romi, pero dejo de funcionar. No la reemplazo porque en algun punto cargo con la culpa de haberla utilizado en demasia y me adjudico la responsabilidad sobre su muerte.

Muy buen post (=

Margiori Machicao dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)