BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


23 de junio de 2009

Hay amores que nunca descansan PARTE II

A M. volví a verla a fines del año 2008.
Si, chongos queridos, son diez años los que hay en el medio.
He vuelto hace mucho a la provincia y ella ya tiene casa nueva en otro hermoso barrio de la inolvidable Buenos Aires.
Las dos estamos en pareja: con otras, obviamente.
Las dos nos alegramos mucho, pero mucho de vernos otra vez, ya grandes, un poco más gordas y tranquiladas por la vida, sus hechos y desechos.
Nuestras respectivas novias (de nueve años de relacion cada una!!?) no se alegraron para nada, pero maduramente, no hicieron comentarios.
La verdad es que cuando la vi cruzar la calle y acercarse a la esquina en dónde yo la esperaba sin saber que vendría, algo se removió desde el putísimo fondo del fondo de mí.
Ella nos invitó a conocer su casa. Fui sola, al día siguiente.
Y charlamos, emocionadas, de todo lo que nos quisimos, de cómo la abandoné en pleno amor, de cómo al tiempo me separé y no la busqué, del dolor del amor, de la risa, de la edad y de nuestras parejas y otra vez del amor... blablablabla...Hasta que listas para irnos (ella a su terapia y yo a mi vida), se acerca a mostrarme un rumbo en la bienamada guía T y en ese preciso instante el mundo se detiene y algo de nuestros cuerpos que ni siquiera se han rozado nos avisa que cagamos: otra vez nos hemos incendiado!
A mi los latidos se me detienen o se me disparan, la panza se me anuda o se me sube a la garganta y una sensación de nerviosa adolescencia me va desmayando las neuronas.
A ella no se que le pasa, pero está tan hermosa que me la comería.
No nos besamos, no nos acariciamos, no hicimos el amor en su cama de bronce.
Nos reímos del destino y de esa publicidad en dónde un par se encuentran cada tanto y siempre están casados... Y reafirmamos una especie de amor que aunque no es el que fue, no podría llamarse de otra forma...
Después tomamos un micro y yo bajé muchas paradas antes, tal como indicaba la puta guía T.
Y, aún, no he vuelto a verla.

3 comentarios:

Colegio de Monjas dijo...

Oops... qué momento ;) Saludos y volveré para seguir leyendo más.

La Hueco dijo...

jajaja! temo que te desilusione la última parte, che...
La triste realidad es menos divertida que ficcionar.

Maria dijo...

"A mi los latidos se me detienen o se me disparan, la panza se me anuda o se me sube a la garganta y una sensación de nerviosa adolescencia me va desmayando las neuronas."

Excelente la descripción, LH.
Te abrazo,

Maria V.

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)