BIENVENIDA A LA PÁGINA OFICIAL DE LA Asociación Argentina de cHONGOS

Yo quiero el CARNET!


18 de julio de 2009

Mi vida Torteril 7- Ana en Casa (Lado B)

Esto es un desquicio, no tiene lógica y no puedo entender porque después de tanta filosofía que le dediqué al tema, nunca se me cruzó la idea de que Ana estuviera esa noche por primera vez con una mujer y que encima esa mujer fuera yo. La respuesta era glamorosa: Ana cogía ostentosamente bien como si se hubiera iniciado en el arte desde el mismísimo momento en el que una hermosa enfermera le cortó el cordón umbilical.

Quizás lo que pasó fue que esa noche no me saqué el casco. Calmate Luciana. Benicio escupí mis pensamientos, maullá, paráte en dos patas, hacé tu gracia. Él estaba tan estupefacto como yo.

Todo derivó en un monólogo de ella en el que aparecían palabras típicas y aburridas: confusión, novio, mujer, placer, familia, amigos. Ciertamente Ana tenía novio, Ana estaba confundida, Ana había tenido una noche de placer con una mujer, Ana no sabía que decirle a su familia y a sus amigos. Estaba tan linda que no me permití aburrirme. Mi ser estaba manifestando una timidez insensata porque las circunstancias me consagraban catedráticamente como paradigma del lesbianismo en todas sus expresiones, sin embargo yo estaba hecha una sedita.

Era tan difícil ese momento. Ana, ¿no podías hablar esto con una amiga? Resulta que mi opinión va a estar notablemente influenciada por las ganas que te tengo, por lo que si por mi fuera te adoctrinaría asegurándote que estar con una mujer es lo mas sublime que existe y que dicho placer no tiene comparación en la faz de la tierra.

No obstante, ojala la vida fuera solo ser lesbiana. Había otras cosas, enamoramientos, histeria, confusiones como la de Ana. La vida de una torta no es color de rosa, ni violeta ni rojo.

Hubiese estado óptimo que Ana me trazara algunas coordenadas de orientación como para que yo pudiese aproximarme a sus claroscuros pensamientos, porque si hay algo real en esta historieta es que la pendeja ésta me rompé soberanamente los esquemas. Siempre. La vi dos veces, pero hasta cuando no está, no me llama, no me habla, desintegra todas las proyecciones que yo pueda llegar a hacer.

Si buenísimo, te peleaste con tu novio, te diste cuenta de que la onda no te va, que estas para otras cosas, que estuviste encerrada con doble llave hasta la noche de la liberación dionisiaca y ahora queres que te cuente secretos.

Me mudé a la casa de mis viejos”. Dijo y cortó la sarta de boludeces que estaba imaginando.

“¿Que? ¿Vivías con tu novio en la casa esa de la loma del orto?

Ana se río así un poco como sobrándome lo que sinceramente me perturbó un poquito, pero estaba tan linda que al toqué se me pasó.

“Si vivo con mi novio, bueno o vivía… pero la casa esa me la había prestado una amiga”

¿Y tu amiga sabía que ibas a llevar a una mina?

A ver Luciana, ¿ podés dejar de hacer estas preguntas pelotudas? ¿Qué importa si la amiga que le había prestado la casa en la loma del orto sabía si iba a llevar a una mina o a un mono titi? Me quejo de que la mina esta me desorienta constantemente y no hago otra cosa que correrme del eje con preguntas pelotudas

“No, no sabía”.

Y ahora es el momento en el que tengo que dejar de conceder, si sigo dejándo margen esta mina se la va a re creer y el error mas grave que se puede cometer en estos casos es dejar a una primeriza que se la crea.

¿Puedo pasar al baño? Me preguntó mientras acariciaba por enésima vez a Benicio.

Ana se fue al baño. Mejor. Era mi momento de pensar fríamente.

La pregunta era increíblemente sencilla: ¿Por qué viniste a mi casa? A hablar. Me re caga con esa respuesta. ¿De que queres hablar? Y esto se convierte en un círculo pedorro.

Cuando estaba con estas ideas circulares escuché la ducha. Si, agua cayendo en mi baño y con Ana adentro. La asociación básica era: sonido de ducha, Ana en al baño, Luciana en el baño. Benicio afuera. Caminé sin ninguna neurona en funcionamiento y con todas las hormonas activadas. Abrí la puerta del baño y cual escena de psicosis la vi. ¿Cómo se desnudó tan rápido?. De espaldas a mi, ya todo se había ido recontra al carajo y todo se había recontra empañado. Estaba toda ahí con el pelito mojado. Ana no quería hablar, o si, pero también se quería meter en mi baño, bueno, al fin y al cabo a estas alturas ¿Dónde no se había metido Ana?. Solo le quedaba mi cama. Y ahí fuimos y no paramos. Esta vez, y visto lo visto, entre las dos modelamos y potenciamos una destreza que ella ya tenía.

Ana se quedó dormida y yo estuve envuelta en ella y en mis introspecciones hasta que apareció Benicio, pegó un salto y se metió en el placard. ¿Presagio?


12 comentarios:

Gime Piu dijo...

C
H
A
N

Ana dijo...

Ademàs de la coincidencia de nombre, parece que relataran mi propia historia...Oh my god!

Abraxas dijo...

Nononononono!!!!!!
NECESITO YA EL LADO C!!!!!!!

Porque en algun momento se despertó, no?
Y habló, no?
O se habrá vuelto muda?
O se habra esfumado antes de que despiertes?

Lo de Benicio me asusta...

Por último:

"La vida de una torta no es color de rosa, ni violeta ni rojo."

Claaaaaroooo, ahora entiendo lo del arcoiris!!!!

listensorjuana dijo...

Alta historia, alta pluma.
me estoy haciendo lector asiduo del blog, la rompen loco las historias... me mata que haya minas que les pasen cosas similares que le pasan a uno, cuando de algún modo se enrosca con una mina ...
ya mismo la parte C jaja

Violeta Chavela Vargas dijo...

eh..., definitivamente esa mina se zarpa.

Polilla dijo...

noo mujer!! no me asusta lo de benicio me asusta que ella estuviera asustada...y de pronto va y abre la ducha , WTF?! es como un triple WTF?!!
Sinceramente, en este momento te daria el consejo que yo jamas sigo "desacelera y disfrute el paisaje" jajaja pero como yo no lo sigo....pasala bien y portate mal, el novio o ex, su famlia y el closet son problemas que ella sabra resolver.
besos

La Hueco dijo...

GLO
RIO
SO
.

La Hueco dijo...

Y me quedé pensando (cuando el hueco me lo permite, pienso):
Esa táctica del baño es re de paqui! Qué chongo te pide pasar al baño, se te pone en cueros y abre la ducha????
Mortal Ana! Compre, Chongo en vías, compre!

AACH dijo...

Morí con el presagio del gato que se mete al placard! :P

c h i n a dijo...

hacia mucho que no pasaba por aca...
y como sigue la historia???

RealidadeS dijo...

Exelente, como todos y cada uno... quiero saber como sigue!

Lugares dijo...

quien fuera Ana...

Cómo preferís referirte a vos misma o a otras Tortas Chongo?

¿María Elena Walsh ES CHONGO? (pregunta sugerida por una lectora)